Traducir o no traducir, esa es la cuestión

¡Hola, gente! Vuelvo aquí con otra entradita sobre localización, como siempre, y esta vez, ya más concretamente, quiero centrarme en la traducción de nombres propios. La verdad es que este tema era algo que me daba curiosidad desde que era estudiante y mi opinión sobre ello ha ido cambiando a lo largo de la carrera y es que hay que decir que no es moco de pavo, siendo el quebradero de cabeza de más de uno. Además, todo sea dicho, es algo que que causa cierta polémica en algunos sitios de las redes.

Sobre esto ya hemos hablado alguna que otra vez en el blog. Concretamente, fue Jenifer, con una estupenda entrada que quiso compartir con todos nosotros. Si quieres volver a echarle un ojo haz clic AQUÍ 😉. Sin embargo, yo, como siempre, me voy a centrar en la localización e intentaré aportar algunas cosillas nuevas. En fin, nombres propios, nombres propios… Ese monstruo que aparecía en cada examen y sobre el cual siempre se escuchaba más tarde o más temprano la pregunta: «Pero… ¿esto se traduce o no?». La respuesta es simple también: DEPENDE (¿qué esperabais? 😀).

Vale, vale. A ver, seamos claros. No todos los nombres propios son iguales, ¿a que no? A mí me gusta pensar que si yo me llamo Mariel en España, me llamo Mariel también en Japón, en Arabia Saudí y en, yo qué sé, Urano. A mí eso de que se traduzcan los nombres propios que no tienen relevancia semántica para el contexto (¡ojo con esto!) me parece, con la mano en el corazón y total sinceridad, una gilipollez. En Cataluña me parece que hay problemillas con eso, de esto que sales de ahí y de repente pasas de llamarte Jordi a llamarte Jorge y viceversa. Magia.

Pero bueno, vamos a lo que nos importa, ¡videojuegos! ¿Se traduce? ¿No se traduce? Antes comenté algo sobre nombres propios que no tienen relevancia semántica para el contexto. Suena a palabreja rara, (y lo es un poco, la verdad) pero es importante tenerlo en cuenta para tener una pista de qué hacer con un nombre propio. Voy a poner de ejemplo uno de los juegos que me parece que tiene uno de los mejores trabajos de traducción que he visto jamás: World of Warcraft (vamos, cualquier cosa de Blizzard en general).

  • Nombres propios de personajes: Garrosh Hellscream, Magni Bronzebeard, Sylvanas Windrunner… muchísimos nombres con referencias en inglés en los apellidos. Luego también tenemos otros que aparentemente no tienen ninguna, como Anduin Wrynn, por ejemplo. No obstante, ¡que no panda el cúnico! Aquí vamos a seguir la misma idea, ¿tiene relevancia semántica para el contexto? Pues se traduce. Está claro que el «apellido» Hellscream está en inglés y que, además, tiene una carga semántica bastante marcada, es decir, tiene un significado que podría ser una característica del personaje (como Bronzebeard, es decir, Barbabronce en español). Wrynn, por el otro lado, no está tan claro. Así pues, para que sea coherente con el contexto en el que estamos es necesario adaptarlos, quedando tal cual: Garrosh Grito Infernal, Magni Barbabronze y Sylvanas Brisaveloz. Es decir, si los personajes hablan en español, a no ser que sean extranjeros (nombres en élfico u orco, quizás), van a tener nombres en español sin ninguna excepción. ¿Por qué? Porque simplemente tiene sentido. Cuando pasan estas cosas, lo mejor es olvidarse de cuál es el idioma original del juego en realidad y pensar que el idioma original es el idioma meta. ¿Por qué? Porque si nos posicionamos como si el español fuera la lengua original en la que está escrito todo esto, ¿no sería muy extraño que hubiera personajes que tuvieran apellidos en inglés…? Sobre todo si vienen de zonas en las que también se habla español, porque claro, si vinieran de un sitio en el que se habla en inglés, pues dices, bueno, vale, tiene sentido, es coherente.

  • Nombres propios de localizaciones: Las localizaciones son especiales y es necesario ponerse muy en contexto con lo que se está haciendo. Imaginemos, por ejemplo, que estamos en Andalucía, donde se habla español, y de repente, en vez de Sierra Morena, nos encontramos con que se llama, yo que sé, Black Mountains (no me matéis por la traducción improvisada). Algo así sucede en el juego. Estamos en un contexto en el que todos los personajes hablan español y si no, algún idioma inventado (élfico o enano, quizás) que no tiene nada que ver con el inglés. Aquí tenemos básicamente dos caminos a seguir: respetarlo si es un nombre en uno de esos idiomas inventados, pues encaja con el contexto (después de todo es un mundo fantástico, si estamos hablando de unas ruinas élficas con un nombre en élfico, pues no se le va a cambiar) o adaptarlo si es un nombre en inglés. ¿Por qué se adapta el nombre en inglés? Porque se supone que el nombre fue dado por la gente que vive en la zona y, por lo tanto, tendrá sentido dentro del contexto en el que se encuentra. Si todos los personajes hablan español, no tiene sentido que el nombre esté en inglés porque, seamos sinceros, es incoherente a más no poder. No sé si me explico. Así pues, por ejemplo, Silvermoon City se convierte en Ciudad de Lunargenta, y Orgrimmar se mantiene como Orgrimmar (pues es un nombre dado por los orcos en honor a uno de ellos).

Como se puede ver, ambas formas de traducción siguen la misma lógica. Este mismo patrón es el que habría que aplicar también en la traducción de objetos o hechizos, es decir, habría que ser coherente con la traducción que ya se ha hecho y respetando los nombres propios cuando deba hacerse, al igual que los nombres de lugares. Si se trata de un objeto con un nombre en élfico, habrá que mantenerlo, y si se trata de un nombre de un lugar en inglés, habrá que adaptarlo. También hay que decir que no solamente la traducción es una forma de adaptar, a veces pueden adaptarse sin llegar a traducirse, es decir, en la grafía o la forma de pronunciación, aunque esto ya depende del idioma en el que nos situemos.

Personalmente y como ya he dicho, a mí me parece que una de las mejores traducciones que he visto en videojuegos hasta ahora es la de World of Warcraft. Me parece fantástico como han adaptado los nombres (a mí la calidad de la traducción me parece buena, pero el libro de los gustos no está escrito). Aun así, no dejo de ver gente quejándose sobre esas mismas traducciones: que si por qué se han traducido, que si deberían haberse dejado en inglés, que los nombres propios no se traducen… Antes de que os llevéis las manos a la cabeza, tened en cuenta que esta es mi opinión y que está basada claramente en mis experiencias personales, pero he de decir que la mayoría de personas que he visto comentando sobre esto y diciendo que prefieren las versiones en inglés o que están muy mal traducidas, son normalmente personas totalmente ajenas al mundo de la traducción y, claro, no entienden que muchas veces es necesario para mantener una coherencia que ellos no ven, pues saben inglés y saben el contexto original del juego en inglés y bla, bla, bla.

Sin embargo, como también he dicho antes, ¡para gustos colores! Eso sí, si alguien cree que no deberían traducirse, al menos que tenga una buena razón y no simplemente un «Ay, es que no me gusta» ;). ¿Y vosotros? ¿Qué pensáis? ¿Conocéis algún otro juego que haya traducido nombres propios de una forma tan original? ¿Os parece bien o sois más bien puristas? ¡Espero que hayáis disfrutado la entrada, un besito y que paséis buena semana!

Hala, enjoy ü

Mariel~

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s