Crónica del VI SELM 2016

Ya se ha acabado el SELM 2016 (¡noooooooooooooo!). Para aquellos que no sepáis qué es el SELM, es un congreso celebrado en Sevilla desde hace seis años por la Sociedad Española de Lenguas Modernas. Este año ha tenido lugar los días 10 y 11 de noviembre y ha recogido ponencias sobre traducción, localización, interpretación, didáctica de lenguas, investigación e incluso un encuentro con empresas y asociaciones.

Han sido dos días GENIALES en los que tres miembros de nuestro equipo (Alba, Romina y Mariel) hemos acudido en calidad de asistentes/egresadas/traductoras/blogueras. Nos lo hemos pasado increíblemente bien, hemos conocido a gente admirable en nuestra profesión y hemos disfrutado de unas ponencias muy valiosas. Sin duda vamos a intentar ir algún año en calidad de ponentes, ¿eh? Ya os lo avisamos. Nosotras también tenemos cosas muy interesantes que contar, que sí, que sí, ya veréis, seguro que lo conseguimos.

Pero empecemos: El SELM este año se ha presentado con bastantes cosas nuevas, tanto es así que la mayoría de las veces hemos estado ambos días de aquí para allá sin parar y con un pellizco en el pecho al no saber qué ponencia elegir, si la que había en el salón “Plaza de América” o la del “Arturo Serra”. Entre una de sus novedades destacan los fantabulosos (me encanta esa palabra) talleres que impartían grandes profesionales de la traducción. Nosotras solo os vamos a hablar de uno en concreto, ya que es al único al que una de nosotras (Mariel) tuvo el placer de asistir.

El SELM 2016 ha contado con el mayor número de asistentes hasta la fecha (y ya va por la sexta edición). En total creo que hemos sido más de 400 personas entre ponentes y asistentes, una cifra bastante notable. Además, esta edición ha contado con más ponencias que nunca (¡hurra!).

selm1.png

Lo mejor del SELM 2016

  • La cantidad de ponencias. Como dijimos anteriormente, había muchísimas. Se habilitaron cuatro salones en los que se presentaban conferencias paralelas durante toda el día y además otra sala para los talleres.
  • La oportunidad de conocer a colegas de profesión. Entre los asistentes se encontraban estudiantes, traductores, revisores… todos ellos dispuestos a hablar contigo y resolver tus dudas. Además, existía la posibilidad de unirse a una cena tras la ponencia de clausura del congreso en la que poder codearse con la crème de la crème. Vaya, que oportunidades había.
  • Las mesas redondas con empresas y asociaciones. En pocas ocasiones tiene uno la oportunidad de escuchar consejos para superar los procesos de selección de las empresas de mano de los mismo empresarios y encargados de personal.
  • El FANSERVICE. ¿La traductora de la saga literaria de juego de tronos? ¿El traductor de Metroid? ¿El traductor de Matrix? ¿El traductor de Dragon Ball? MA-DRE-MÍ-A. Too much for my body. Así nos sentíamos a cada segundo del SELM cada vez que alguien hablaba o presentaba al ponente. Vamos, como si estuviéramos rodeadas de actores y cantantes famosísimos. Genial.

Lo peor del SELM 2016

  • Pocas ponencias sobre interpretación. Nos ha sabido a poco. Aunque comprendemos lo complicado que debe ser crear un programa para un congreso que ha crecido tan rápido, hemos echado en falta alguna ponencia más sobre este tema.

selm1

Nuestras valoraciones personales:

Alba:

Hace un par de años pude asistir a la cuarta edición de este congreso. En aquél entonces me encontraba a un año de terminar la universidad y me centré en las ponencias que me aportaran nuevos conocimientos sobre la profesión (disciplinas que no vemos en clase, tendencias, etc.). Este año sin embargo he acudido como recién egresada y me he centrado en las ponencias centradas en el ejercicio de la profesión. Es por eso que la ponencia de Pablo Muñoz Sánchez “Déjate de excusas y empieza a tener la actitud de un verdadero traductor profesional”, (podéis encontrar la presentación completa aquí) me resultó especialmente interesante. Me gustaría destacar asimismo las ponencias de Francesc Josep Morelló y de Juan José Arevalillo, de las empresas iDISC y Hermes respectivamente. El primero titulaba su ponencia “¿Nos reinventamos?” y en ella nos animaba a seguir aprendendiendo siempre; por su parte Arevalillo (“Traductor y revisor: cómo llevarse bien y no morir en el intento” daba consejos para tratar con el revisor y sacarle el máximo provecho a las correcciones que recibimos en nuestras traducciones.  

Mariel:

Por mi parte, he asistido principalmente a las ponencias que trataban el tema de los videojuegos. Personalmente, me ha encantado el programa de este año puesto que tenía muchísimas ponencias sobre este tema, un sector que queda bastante olvidado normalmente en este tipo de eventos (mis felicitaciones a los organizadores ;)). Quisiera destacar con mucho cariño la de Itziar Zorrakin, que me devolvió a mi infancia al hablar de la transcreación en el Monkey Island. De igual manera, asistí al taller de Pablo Muñoz sobre localización de videojuegos: vale, a ver, fue genial. Así, sin más. Trabajamos codo con codo con compañeros y con Pablo traduciendo videojuegos tan míticos como Chrono Trigger o Final Fantasy VI, ambos de SNES, y aprendimos bastantes cosillas curiosas mientras lo hacíamos. Prácticamente me he criado con esos juegos y poder trabajar con compañeros y con alguien al que admiro profesionalmente me ha gustado bastante, vamos, bastante no, infinitísimamente. Lo único que lamento fue que solamente durara dos horas, pero bueno, en otro momento será.

Romina:

Tras dos días intensos, llenos de ponencias de diversa índole, es difícil elegir una favorita, así que más que por lo expuesto (que también) me decanto por comentarles la que más me llegó en todos los sentidos. La ponencia titulada “Proyecto Teatro Accesible: tecnología y traducción audiovisual para la inclusión en artes escénicas”, de Esmeralda Azkarate-Gaztelu Carro, me transmitió algo más allá de lo puramente traductológico. Y es que esa rama, la de la audiodescripción en eventos de índole cultural, permite conjugar a la perfección las dos disciplinas en las que nos hemos formado: humanidades y traducción. Además, por si fuera poco, todo esto se engloba dentro de la esfera de la accesibilidad para que aquellos con discapacidad auditiva, visual e intelectual, puedan disfrutar y emocionarse con la cultura tal y como el resto de la sociedad. Lo que Esmeralda expuso no dejó indiferente a nadie, y se convirtió en la ponencia más solidaria del evento. Sin lugar a dudas fue mi favorita, por lo expuesto, la forma de exponerlo y el efecto que tuvo en mi persona, que ve la audiodescripción y todo lo que esto conlleva como una salida laboral muy enriquecedora desde todo punto de vista.

A nosotras, sin duda, el SELM2016 nos ha encantado y esperamos repetir el año que viene más y mejor. ¿Qué opináis el resto de asistentes? ¿Nos hemos dejado algo en el tintero? Si es así, ¡decídnoslo!

Alba, Mariel y Romina

Anuncios

6 thoughts on “Crónica del VI SELM 2016

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s