Keep calm and enjoy your Erasmus

La Erasmus, ese gran programa del que con suerte pueden disfrutar muchos estudiantes europeos. Aunque más o menos todos sabemos qué es y lo estupendamente que se pasa, también es cierto que, cuando se toma la decisión de vivir esta experiencia, acuden a nuestra cabeza miles de millones de preguntas sobre los aspectos más banales de la vida cotidiana en nuestro posible destino. Es normal sentir miedo, desconcierto e incluso desesperación cuando al principio no sabemos mucho del destino al que queremos ir, o encontramos que, como en muchos otros trámites, la eterna burocracia forma parte de cada paso que queramos dar. Pero ¡TRANQUILOS!, porque con un poco de paciencia y con algunos consejillos podréis empezar sin más problemas uno de los años más impresionantes de vuestro recorrido universitario.

Quizás lo primero que aparece por nuestra mente es la pregunta: ¿y a dónde me voy?

Ante todo, ten en cuenta el país. Todos los destinos ofertados nos parecen interesantes, pero ¡finalmente sólo nos tocará uno! Considero que más que elegir una ciudad, es necesario saber en qué país queremos estudiar, porque aunque en un principio parece irrelevante, esta decisión puede marcarnos de por vida: conocerás el idioma, la cultura, la gente… Llegarás a sentir que el país en el que estás es tu segunda casa, y sin duda tendrás muchas posibilidades de volver en un futuro.

Mira por tu bolsillo. Para precisar nuestras preferencias, es esencial tener en cuenta otros aspectos que desde mi propio punto de vista son muy importantes. En primer lugar, analizar el presupuesto mensual con el que podremos contar y el nivel de vida de la ciudad en la que queremos vivir, pues dado que la Erasmus es una experiencia larga y llena de viajes y salidas, quizás sea más aconsejable ahorrar en vivienda o transporte y dedicar ese dinero a conocer el país y sus alrededores.

Volver a casa por Navidad. Además, es interesante comprobar las conexiones aéreas entre nuestra residencia habitual y el lugar de destino, pues podemos encontrarnos que tardamos más tiempo en visitar nuestra casa que en viajar a Estados Unidos.

                                           ich hier

Una vez se haya realizado toda esta búsqueda, rellena las preferencias y nunca dudes en poner todas aquellas que más te llamen la atención.

Si algo ofrece este tipo de programas frente al programa freemover es que el estudiante cuenta con el más absoluto respaldo por parte de su universidad de origen y un atento cuidado por parte de la universidad de destino. Por eso, es esencial que estés pendiente de cada uno de los documentos que te hacen llegar, ¡pues ahí puede estar la respuesta a muchas de tus dudas!

Bien es verdad que no he estado en todos los países que se oferta en la Erasmus, por lo que a partir de ahora hablaré más de algunos consejillos que tengan que ver con aquellos que decidan (muy acertadamente) realizar su estancia en Alemania.

Si vas a Alemania …

Lo primero, primerísimo y más importante: ¡RESERVA RESIDENCIA! Ya sea para uno o dos semestres, en Alemania es muy difícil encontrar habitaciones libres en pisos compartidos, además suelen ser mucho más caras y pueden estar peor situadas. Para ahorrarte un mal trago nada más llegar y comenzar como se merece esta experiencia, solicita la residencia desde el momento en que la propia universidad te ofrezca la posibilidad.

radl mit mitUna buena opción, aunque no obligatoria, es hacerte con una BICI. Y no es que el transporte público no sea de calidad, sino que a lo mejor no llega exactamente al sitio al que deseas ir, tiene un horario poco flexible o no circula a todas horas. Además, no todas las universidades ofrecen la posibilidad de usar con tarifas de estudiante el tranvía, bus o metro, por lo que si no quieres dejarte un riñón cada vez que vayas a algún sitio, la bici es la mejor opción. Eso sí, nunca conduzcas con unas Paulaner de más o sin usar las luces cuando oscurece, ya que die Polizei está bien atenta a todos los ciclistas y pone multas curiosas. Si algún día te ves obligado a salir aunque el frío, la lluvia o la resaca te inviten a quedarte en la cama y la opción de coger la bici sea misión imposible, podrás calcular tu ruta desde la parada más cercana hasta el destino en la web que la empresa de transporte público ofrece a sus usuarios. Para ello y si aún no conoces la página oficial, con introducir “öffentliche Nahverkehr in (la ciudad en la que estés)”, podrás acceder a la página a partir de la cual es posible calcular tu ruta.

Aprende. La Erasmus no solo es fiesta, también hay que reservar un tiempo para zapatosconocer o profundizar en los conocimientos de la lengua y cultura de destino. Es una pena no aprovechar este tipo de oportunidad única, en la que a diario nos veremos obligados a comunicarnos en otro idioma, por muy difícil que parezca al principio. Si te cuesta sentarte por libre a estudiar o no sabes cómo hacerlo, existen muchas academias que ofrecen cursos de alemán para extranjeros. Los precios pueden parecer exagerados, pero si solicitáis formar parte de uno de los Integrationskurse, los costes de un curso intensivo de alemán del A1 al B1 serán de 120 € mensuales, recibiendo en torno a cuatro horas al día de clase de lunes a viernes. Como su nombre indica, este curso está pensado para conseguir la integración en la cultura y la lengua alemana y es muy útil si en un futuro se pretende buscar trabajo en este país. Si queréis más información sobre este tema, podréis encontrar las ventajas e inconvenientes en este enlace.

Aunque podría estar escribiendo durante horas, creo que estos son los consejos más importantes a tener en cuenta antes de vivir un año inolvidable. Nunca te rindas, ni creas que la Erasmus es una experiencia prescindible. Disfruta de cada momento, hasta de esos en los que te planteas lo bien que estabas en tu zona de confort y sobre todo arriésgate. Conocerás a muchas personas que marcarán tu vida, vivirás rodeado de nacionalidades diferentes, ampliarás horizontes y volverás a final de año con mucha penita pero convertido en una persona nueva.

Por todo ello no pierdas los nervios y disfruta.

KEEP CALM AND ENJOY YOUR ERASMUS

m.c.p.a

Guardar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s